domingo, 28 de noviembre de 2010

Imágenes literarias - Canción de hielo y fuego - George R.R.Martin

Este domingo estoy con el tiempo muy justo, así que no me explayaré mucho en la cita de hoy. Estaba un poco indecisa sobre qué poner y anoche, dándole vueltas a muchas cosas, me acordé de la maravillosa saga de George R.R. Martin, Canción de hielo y fuego, cuyo quinto libro se está haciendo esperar demasiado tiempo.

Hay muchísimas citas excelentes en esta saga, pero me decidí por una en especial, que tiene que ver con mirar (y no ver, que es lo que habitualmente hacemos). Mirar con los ojos es muy difícil, sobre todo porque estamos acostumbrados a "ver", a dejarnos llevar por sentimientos y emociones y no por nuestros sentidos.

La frase, si mal no recuerdo, es de Syrio Forel, el maestro de Arya Stark durante su estancia en Desembarco del Rey.
 Arya Stark es hija de Eddard Stark y Catelyn Tully. Es una chica fogosa, con gran afición a la lucha y a la exploración. Es la antítesis de su hermana Sansa, a la cual describe frecuentemente como "estúpida". En sus viajes, Arya demuestra que posee un gran abanico de recursos, además de astucia y una gran valentía a la hora de aceptar los momentos duros. Es delgada, atlética y a menudo la cofunden con un chico. Tiene los rasgos propios de los Stark: cara alargada y cabello castaño. Se dice que posee el temperamento de su fiera tía Lyanna. Su loba huargo se llama Nymeria.
Arya viajó con su padre hasta Desembarco del Rey. Durante el camino hacia el Sur, fue forzada a abandonar a su loba huargo Nymeria para defenderla del Príncipe Joffrey. La Reina Cersei ordenó matar en su lugar a la loba huargo de Sansa, Dama. Este incidente provocó un odio profundo de Arya hacia el Príncipe y la Reina. En la corte, entrenó con la espada bajo la tutela de Syrio Forel, un célebre espadachín de Braavos. Bajo su disciplina estricta y creativa, Arya aprendió a luchar al estilo de los danzarines del agua con Aguja, una espada corta y fina que Jon Nieve le regaló cuando se despidieron en Invernalia. Durante la purga que sufrieron los Stark en la Fortaleza Roja, Syrio protegió a Arya de los atacantes para que ella pudiera escapar. Vivió en las calles hasta el día en que presenció la ejecución pública de su padre.

2 comentarios:

  1. Me encanta esta saga, Aurora.
    Y como tú dices, el quinto libro se está haciendo esperar mucho mucho, sniff... u_u
    Quizás sea porque el buen George está inmerso en los guiones de la serie "Juego de Tronos".
    Por los avances, parece que va a ser un éxito.

    Y sólo espero que no haga como Stephen King y su "Torre Oscura" que tardó más de 20 años en completarla... eso sí, mereció la pena ^^

    Arya... jooo... que ganas tengo de volver a saber de ella, y de Jon Nieve, aysssssss....

    Besicos, Aurora.
    Gracias por hacernos disfrutar de tantas maneras ♥♥♥

    ResponderEliminar
  2. Hola Sab ^^

    A mí también me encanta, aunque me costó decidirme a empezarla porque no soy muy aficionada a la fantasía... hasta que me tropecé con ASOIAF.

    Sip, la serie promete mucho, pero no la cambio por la historia completa, ojalá no se demore tanto.

    He leído incluso cartas de sus lectores pidiéndole que se cuide, que no se muera antes de terminarla, pobre, XD.

    Arya es una de mis favoritas, como lo era Ned. También me encanta Jon Nieve, aunque en estos libros no te puedes encariñar mucho con nadie porque ZAS, se lo cargan. Pobrecito de Rob :(

    Un abrazo

    ResponderEliminar