sábado, 18 de septiembre de 2010

Libro 21/60: Doce Campanadas - Nisa Arce

Hacía tiempo que quería comentar esta novela y después de haber leído dos excelentes reseñas en Mientras Lees y Across the Street, me preguntaba qué cosa nueva podría escribir yo.

Quizá mi punto de vista desde este lado del océano aporte algo distinto a lo que ya se ha dicho, así que aquí estoy ^^





Título original: Doce Campanadas
Autor: Nisa Arce
Género: Realista
Editorial: La Página Joven
Primera Edición: 2010
Número de páginas: 183
ISBN: 978-84-937717-1-
Adquirirla AQUÍ








Sinopsis (tomada de la contraportada)
La segunda novela de Nisa Arce se desarrolla en localizaciones urbanas de Madrid y Las Palmas de Gran Canaria. Personajes que antaño compartieron la vida universitaria en la capital de España se reencuentran una noche de Fin de Año y recuperan una amistad y una historia de amor que el tiempo había distanciado.
Un análisis de la joven sociedad actual acompaña a la trama de esta novela, que trata aspectos de la vida contemporánea desde la perspectiva de una relación homosexual entre dos estudiantes cuyos caminos se entrecruzan gracias a un anuncio en el tablón de la Facultad en la que estudian.

Nisa Arce
Nisa Arce (Las Palmas de Gran Canaria, 1982) es diplomada en Relaciones Laborales por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Técnico Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos. Recibió el Premio al Mejor Expediente Académico en Formación Profesional, en la Rama Comunicación e Imagen, expedido por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, en el año 2003. Publica su primera novela, Pierrot, en Eldalie Publicaciones a principios de 2010 y hasta el momento figura en ediciones colectivas con algunos microrrelatos.

Añadiré que Nisa Arce fue una de las primeras escritoras de ficción hombre/hombre en publicar sus novelas en España, un gran logro que se inició con Pierrot, a quien todos sus seguidores vimos nacer capítulo a capítulo en las web de Amor Yaoi y Slasheaven, donde lo publicó por primera vez.

Debo mencionar también que admiro de Nisa su constancia y su profesionalidad; además de tocar diversos temas de actualidad con una gran sensibilidad social. Pero sobre todo, admiro su sencillez y ese deseo de superarse que siempre apreciamos quienes seguimos su trayectoria, a través de su blog y sus obras.

Más información en su página web:

http://nisarce.blogspot.com/

Sobre la historia (contiene algunos spoilers)

No me gusta ponerles etiquetas a los libros porque siento que reducen una obra, muchas veces compleja, a una sola y en ocasiones injusta palabra; así que no diré ni homoerótico (tampoco tiene un componente erótico) ni LGBT; sino simplemente que se trata de una novela realista ambientada en la España contemporánea y que toca el tema del amor entre dos hombres.

La historia está narrada en tercera persona, desde la perspectiva de Doramas, uno de los protagonistas.

Se inicia cuando Doramas escapa de una reunión social de su trabajo y pierde el vuelo que debería llevarlo a Canarias para pasar la Nochevieja. La contrariedad por haberse quedado solo en esa fecha lo lleva a recordar cómo pasaba esas fechas cuando era estudiante y oír un CD guardado durante cinco años lo devuelve a una época más feliz, cuando vivía con Jaime.

La nostalgia lo impulsa a salir a la calle y volver a una zona de la ciudad que no visitaba desde que terminó la universidad. Vuelve a recorrer el camino de antaño, hasta llegar a la Facultad, donde tiene un encuentro totalmente inesperado: Jaime está allí, acaso llevado por los mismos recuerdos.

La emoción del reencuentro los lleva a recorrer su ruta de estudiantes mientras se ponen al día con sus vidas. Doramas es empleado estable del periódico Primera Plana para el que trabajó como becario mientras estudiaba, y a Jaime no parece gustarle la noticia. Es inevitable que terminen en el apartamento de Doramas, recordando los viejos tiempos de una manera más íntima.

En la segunda parte de la historia, la autora nos transporta al inicio de esta historia de amor, cuando Doramas, recién llegado de Canarias, pone un anuncio para intercambiar cursos en el tablón de la Facultad y así conoce a Jaime, que viene de Asturias. La amistad que comienza lleva al amor y a una relación que termina abruptamente el mismo día en que recibe la licenciatura.

La tercera parte de la historia se centra nuevamente en el presente: Doramas y Jaime han madurado, ambos trabajan y son independientes económicamente. Jaime ha logrado lo que quería, trabaja como publicista freelance y le va bien. Pasará un tiempo en España antes de ir a Londres para el siguiente trabajo.

Doramas ofrece a Jaime pasar algunos días en su casa hasta que vuelva a Londres, justo cuando Primera Plana planea hacer un recorte de personal. Estar juntos esos días, como amigos con derecho a roce, hace que Doramas se replantee ciertas cosas.

La última parte del libro transcurre en la Gran Canaria, donde la autora, a través de una amena narración, nos muestra los encantos de su isla.


El final del libro cierra el círculo de un modo impecable. Yo lo terminé con una sonrisa satisfecha y algo de pena porque hubiera acabado; pero sé que lo recordaré y lo releeré con el mismo gusto más adelante.

La lectura dinámica, los diálogos realistas y la prosa elegante sin ser empalagosa le dan un buen ritmo a la historia.

El título de la obra «Doce Campanadas» define cierto simbolismo, y conecta muy bien el comienzo con el final, dando la idea de un ciclo que inicia y se cierra.

Los personajes

Doramas Betancor: periodista natural de la Gran Canaria, que trabaja en Madrid para el periódico Primera Plana, un diario gratuito que se distribuye en el metro.


Es el protagonista de la historia, ha logrado la estabilidad que quería para su vida: vive bien, en el centro y el sueldo le alcanza para pagarse el alquiler; cosa de la que muchos no pueden presumir.

Pero Primera Plana es un periódico en el que Doramas no hace nada nuevo, simplemente recrea las viejas fórmulas que dieron resultado y ha olvidado escribir por placer.

El reencuentro con Jaime le hace recordar cuáles eran sus sueños y replantearse ciertas cosas.

Frases de Doramas:

«Hoy estamos aquí y mañana podríamos no estarlo. Mi padre se levantó un día para irse a trabajar y se lo llevó un coche por delante. Se marchó así, de improvisto. Prefiero no perder de vista lo que nos espera, pero tampoco vivir sin reparar en lo que tenemos ante nosotros».
 «Sé que tenemos fecha de caducidad. No voy a montar un drama cada vez que nos acostemos».

Jaime: es publicista freelance y se dedica a hacer campañas. Su trabajo exige viajar mucho y a su edad puede decirse que ha logrado vivir como quería. Jaime es ambicioso y un filósofo a su manera; nunca está conforme, y siente que seguir lo cotidiano es atarse a los tópicos: estudiar para luego conseguir un trabajo estable y vivir del sueldo. Jaime quiere ser libre y siempre está rechazando la forma de vida que impone la sociedad porque siente que si la sigue, perderá su libertad. Un detalle encantador de este personaje: colecciona vinilos.

Yo me he identificado mucho con Jaime, sobre todo en mi época de universitaria que, a pesar de estar en un país distinto y una década más atrás, no difiere mucho de la realidad que describe Nisa.

Frases de Jaime:

Respecto al amor:
«Dos estrellas en medio de la oscuridad, rodeadas de cientos de otras casi iguales… Resignadas a estar solas, a la espera de toparse con la otra en la inmensidad de lo desconocido».
«No quiero acabar como mi hermano. Él, que tanto fardaba de sus planes de gloria, ahora trabaja de sol a sol en un curro que ni le va ni le viene para pagarse un piso que tampoco le entusiasma».
«La familia es un arma de doble filo. Son amigos con los que tienes que congeniar a la fuerza, incluso aunque no te caigan bien. Con las personas a las que uno va metiendo en su vida, es distinto. Si queremos que se queden con nosotros tenemos que luchar para conseguirlo, es un vínculo forjado de la nada».
Y una de mis favoritas, que lo pinta muy bien:
« Nunca se puede estar satisfecho. El día en que lo estés habrás echado el primer puñado de tierra sobre tu tumba.»
Luis y Livia: son los amigos de la pareja. Fueron novios en la universidad y han seguido juntos todo ese tiempo. Ahora tienen una hija que es su principal prioridad. Ellos, y sobre todo Livia, le dan a la historia un toque de frescura: el estudio, las salidas los fines de semana, esa amistad sincera que se comienza a gestar en la universidad y que dura toda la vida.


El tema
La novela habla de la libertad: primero, tal y como la conciben los jóvenes universitarios que ven como una meta terminar la carrera para «ser libres»; y luego, con el pasar de los años, cómo ese concepto se modifica en función a las prioridades.

En aquel instante, mientras saboreaba lo amargo de la pérdida, supo que ése era, en verdad, el precio a pagar por ser libre. La edad adulta, las responsabilidades, los desengaños…
La soledad.

También habla de la felicidad, definida magistralmente por Jaime casi al final de la historia:
Creo que ya he encontrado una definición: la felicidad no es construir la libertad en base a no tener ataduras, ni vagar de un sitio a otro recorriendo grandes ciudades, ni creerte en ventaja con respecto a los que no han tenido ocasión de hacerlo. La felicidad es tener a alguien a quien poder regresar. Y yo quiero poder regresar a ti. 
Preguntas para la autora:

Sí, yo tengo una gran interrogante:

¿Cuál era el CD que escuchaba Jaime? ¿Y cuál era la canción?

Es que llevo preguntándome eso desde el primer capítulo y me muero por saberlo. Tengo una sospecha que quiero confirmar.

En resumen:
Doce Campanadas nos muestra a una Nisa Arce más madura, tanto en el estilo como en la temática, que nos da su punto de vista de la sociedad actual que nos presiona y nos moldea a su antojo; una sociedad donde los más afortunados descubren que la felicidad realmente no está tan lejos: está donde queramos tomarla.

Es una novela que cualquiera puede leer, habla de la libertad, la felicidad y el amor. Es amena, tierna, real y sincera.

Definitivamente vale la pena.

4 comentarios:

  1. Aaaay Aurora, me has hecho la pregunta que pensé que nunca nadie me haría. ¡Qué feliz me has hecho! Je je je.

    Pues mira, Jaime es un fan acérrimo del grupo español Héroes del Silencio (es un pequeño homenaje a todos los chicos "peculiares" que he conocido y que eran fans de dicho grupo, del que yo también soy seguidora, en especial del que fuera su vocalista, Enrique Bunbury). El disco es "Avalancha", y la canción que se acaba convirtiendo en la de ambos, "La chispa adecuada". Te recomiendo que la escuches para que le des una pequeña nueva dimensión a la novela ^^

    Muchas gracias linda, por todo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Jejeje, no sé por qué, sospechaba que sería Placebo. ¿En serio nadie te había preguntado eso? Dios, pero si yo me quedé con la intriga apenas Doramas encontró el CD, y me dije "seguramente más adelante amplía el tema y dice el grupo", pero nada... y la novela avanzaba y yo seguía preguntándomelo.

    Juro que cuando Doramas está en la habitación de Jaime y hablan de la remera con imagen del grupo, me decía "ya lo dirá, ya lo dirá" ¡¡Y NADA!

    Y cuando llegué al final del libro me acordé de nuevo y allí sí me dije "¡¡QUÉ MALA, MIRA QUE DEJARNOS CON ESA INTRIGA!!"

    Justo ahora estoy oyendo la canción, ya te cuento :)

    Un enorme abrazo y gracias por despejar mi duda existencial, XD.

    ResponderEliminar
  3. Genial reseña Aurora, me ha encantado tu selección de frases y la fotito de la playa ¡eso es maspalomas!!! Un besote

    ResponderEliminar
  4. Hola Nayra

    Gracias, es que me enamoré de esas frases y después me puse a buscar fotos de la isla y también me enamoré de esa playa. Creo que ya te he contado cómo me gusta el mar :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar