miércoles, 29 de septiembre de 2010

IMM 2

Ya he comentado en alguna oportunidad que en la ciudad donde yo vivo prácticamente no hay libros. No los que yo leo, en todo caso. Y si los hay, son carísimos o son piratas.

Eso llega a ser deprimente para alguien a quien le gusta tanto leer y no puede hacerlo sentada ante la pantalla de un computador, pero hace 3 años descubrí los lectores electrónicos y mi problema se solucionó porque prácticamente sólo leo ebooks y he comprado muchísimos.

Algunas veces también compro libros impresos, aunque no es frecuente, por eso mi IMM no será tan abundante.

En esta ocasión tengo dos libros muy especiales. Uno lo compré en Amazon y el otro me lo envió Sam de Lioncurt desde Venezuela (mil gracias, Sammy ^^), pero fue el año pasado y ya los he comentado en el reto de 50 Libros.

Los libros son:

1. El Auriga, de Mary Renault: confieso que la primera vez que lo leí no lo aprecié en su justa medida, quizá porque la prosa es un tanto enredada y porque me esperaba un poco más. Pero la segunda vez lo he disfrutado mucho y lo recomiendo a quien pueda conseguirlo.

2. The Swimming Pool Library, de Alan Hollinghurst: es el mismo autor de The Line of Beauty, que fue llevada a la televisión en una miniserie de la BBC de Londres. Es una novela preciosa, me enamoré del Londres de los ochenta. No es una novela de romance, más bien es LGBT. Lo malo es que no ha sido traducida :(.

El vaso dorado que aparece allí es un modelo de un kero hecho por un amigo muy querido y pintado por mi hijo para el colegio.

6 comentarios:

  1. A mi me pasa todo lo contrario, yo no tengo E-reader y mi casa está llena de libros, tantos que ya no se donde ponerlos. Me he traído una caja entera de libros de casa de mis padres y aún les estoy buscando sitio.
    El Auriga fue uno de los primeros libros de temática homosexual que leí, y me llamó la atención porque me encantan las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial.
    No lo volví a leer hasta después de leer tu relato Caballo Negro (por cierto maravilloso) y es curioso como el paso del tiempo te da una perspectiva distinta de las historias.

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Elo!
    ^^ la casa de mis padres está llena de libros, yo no puedo comprar tantos porque no llegan los que me gustan, snif.

    Gracias, me alegra que te gustara "Caballo Negro". Me inspiré en El Auriga, me gustó el simbolismo de la novela y quise plasmarlo allí.

    Quiero leer de nuevo The line of beauty y The swimming pool library, y también mil más. Espero terminar la saga de Brian Lumley pronto, porque prácticamente me he pasado el año leyéndolo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La verdad que últimamente estoy mas con los eBooks, me cuesta mas conseguirlos por las librerías, a veces son muy caros o no llegan por aquí.
    en cuanto a los libros no los conozco pero el primero parece interesante y el vaso esta muy bonito !!
    kisses ^ ^

    ResponderEliminar
  4. Hola Judith ^^ Sip, no sé cómo será donde vives pero yo he optado por ebooks por costo y disponibilidad.

    Recomiendo ambos libros, aunque el segundo está en inglés. Son muy buenos ^^

    Gracias, ese vasito tiene su historia, le tengo cariño pero mi hijo no me deja llevármelo a mi estudio :P

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. yo tengo muchos ebooks pero no me termino de hacer a la idea... osea, yo prefiero 100 veces mas el libro material, coger las hojas, oler el papel, creo que eso hace parte de la experiencia de leer... me hace falta eso cuando leo un ebook (sumale que se tuestan los ojos.
    PD: QUIERO AURIGA!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Kyoko

    No sabes lo que me costó romper el paradigma libro-de-papel. Aún no lo he roto del todo, que conste, XD.

    Es solamente cuestión de practicidad, primero porque aquí no hay libros y segundo por la portabilidad. No sabes las veces que he sobrevivido a una reunión aburrida leyendo en mi Palm. Cabe en el bolsillo y es muy discreta y no cansa la vista :)

    La verdad no sé dónde conseguir El Auriga. Yo pensaba comprármelo en ebook y no lo encontré ni en inglés, pero Sam tuvo la gentileza de enviármelo desde Venezuela :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar